Los viajes muchas veces interrumpen nuestros objetivos nutricionales, pero existen formas realistas de disfrutar lo que ofrece cada destino que visitamos sin aumentar peso.

Para iniciar, planificamos la vacación eligiendo un destino, un hotel, averiguando si hay cocina o restaurante o bien donde se puede ir a comer. Si usted ha pasado por mi consultorio, hay un detalle que no se le puede escapar: ojo con el aumento de peso! Un detalle que no se nos puede ir en las consideraciones básicas! Ahora, qué debemos tomar en cuenta adicional a todo esto: si hay gimnasio, si hay donde ir a caminar, si hay actividades al aire libre que lo obliguen a uno a moverse, etc.

Algunos consejos importantes para los viajeros:

  • Si viaja en carro, evite las comidas de carreteras. Planifique llevar sándwiches, frutas, quesitos o snacks saludables para evitar tener que detenerse a comer comida grasosa o alta en calorías.
  • En el avión: casi siempre te dan un snack con mucha grasa o bien una repostería que no vale la pena comerse. Realistamente sabe mal! Entonces le recomiendo llevar barritas de proteína, de cereal, fruta seca, o semillitas. Para evitar comer por hambre ese montón de calorías sin sentido.
  • En aeropuertos, si tiene que almorzar o desayunar,  pienso que elegir un sándwich sin las papas, una ensalada con proteína o un omelette con pan integral estaría bien. Pero no se tiente a pedir comidas grasosas, muchas veces no es solo por calorías sino por sus reacciones digestivas ante un vuelo largo.
  • Si su vuelo se atrasa, procure caminar por el aeropuerto. Cualquier paso cuenta, y siempre moverse es mejor que estar sentado viendo el celular o la computadora.
  • Cuidado con las calorías liquidas! Los jugos azucarados, cafés, smoothies, los refrescos carbonatados y bebidas alcohólicas, podrían hacer que sume mucho a su calorímetro y el aumento de peso inicie ahí.
  • Si se va a hospedar en un hotel, identifique sitios de recreación deportiva, como piscina, gimnasio o lugares cercanos para ir a caminar. Recuerde que el viaje cansa, pero el ejercicio siempre inyecta energía y te ayuda a equilibrar el cuerpo al nuevo horario del país o clima del lugar.
  • Contrólese con las calorías de los bufet. Podemos probar las comidas de cada lugar donde vamos pero con medida. Si me preguntara que podría evitar, seria pan, tortillas, papas fritas, servirse porciones gigantes y por ultimo si el postre fuera delicioso, lo compartiría con alguien o probaría 3 cucharaditas y pediría que se lo lleven para evitar la tentación.

No piense de antemano que por viajar o ir de paseo ya va a subir peso. Vaya con mente positiva de hacer viajes diferentes, dedicados a su bienestar. Lleve siempre la ropa deportiva y busque  las oportunidades para ser mas activo. Haga mejores elecciones y así podrá tener una Nutrición Sostenida por mayor tiempo.