Su sistema digestivo no solo sirve para procesar y extraer nutrientes de los alimentos. De hecho, el sistema digestivo es catalogado como el segundo cerebro de nuestro cuerpo. Este envía y recibe todo tipo de información a  su cerebro. El cerebro en su intestino, tiene una variedad de receptores que almacenan información de las condiciones de su tracto digestivo. De ahí envía información a su cerebro el cual controla su función digestiva. En tiempos de mejorar la inmunidad es importante poner atención a lo que comemos que también contribuye a mejorarla.

La Microbiota Intestinal

Una parte muy importante de su Sistema Digestivo es la “microbiota” intestinal. Esta microbiota es un ecosistema completo formado por trillones de diferentes organismos (hongos, bacterias y virus), con un peso de dos a seis libras y la cual tiene un efecto profundo sobre su salud.

Dentro de las funciones de la microbiota es romper la fibra dietética, ya que nuestro organismo carece de maquinaria para realizar ese trabajo. Otra de las funciones es dar apoyo a su Sistema Inmune, ayuda a invadir microorganismos extraños que pueden enfermarlo y produce vitaminas esenciales para nuestro cuerpo.

Con tantas funciones importantes, hay una atención especial. Las comidas que le da a su sistema ejercen una influencia en mantenerla saludable. Por tanto debe poner especial atención al consumo de los siguientes:

Pre-bióticos

Los pre-bióticos son compuestos que se encuentran en muchos alimentos altos en fibra.  Cuando consumimos alimentos con mucha fibra como las frutas, vegetales, frijoles o granos enteros, nuestro cuerpo no tiene la habilidad para romper esas moléculas y esa tarea lo realiza la microbiota intestinal en un proceso llamado fermentación. Mientras fermentan estos alimentos, producen ciertos compuestos que sirven como energía para otras células, manteniendo el sistema digestivo saludable.

Donde encontramos compuestos pre-bioticos? En el banano, cebolla, espárragos, alcachofas, tomates, ciruela pasa, almendras y comidas de grano entero.

Pro-bióticos

Son llamadas las bacterias buenas que consume de las comidas o de los suplementos. El consumir pro-bióticos te puede ayudar a balancear la población de varios tipos de bacterias saludables en su intestino. Estos se encuentran en alimentos fermentados como el yogurt, kéfir y algunos quesos. También de algunos fermentados vegetales como los pepinillos, aceitunas, bebidas de kombucha y algunos yogurts fermentados de otras fuentes no lácteas.